Error message

Notice: Undefined offset: 1 in counter_get_browser() (line 70 of /home/pedro/public_html/portal/sites/all/modules/counter/counter.lib.inc).

EQUIPO BORICUITA DE HATILLO 1964

  • Posted on: 10 September 2015
  • By: Pedro L. Ríos

En el año 1964, o sea, seis años antes de que se fundaran las pequeñas ligas en nuestro pueblo, ya existía un equipo de jovencitos que con mucho orgullo representaban a nuestro pueblo a nivel isla. Hace cincuenta y un años que le tomaron esta fotografía a estos jovencitos. Algunos de ellos ya no están en esta dimensión como el Sr. Luis Guzmán que aunque no está en la foto al igual que el policía Víctor Rodríguez Bello, eran dirigente y apoderado de los Boricuita de Hatillo.

Formó parte del equipo técnico el reconocido deportista hatillano Carlos Velázquez, actuando como coach y entrenador. Me narra el amigo José R. “Tallaboa” Alcaide y miembro de este equipo del 1964 que fue precisamente Carlos Velázquez, la persona que enseñó a deslizarse en las bases, porque ni eso sabían ellos hacer. Me indica el ex-pelotero profesional, Talla Alcaide, que uno de los más fervientes fanáticos de los jóvenes peloteros era, Juan C. “Tito” Rodríguez, nombre que lleva el estadio municipal de nuestro pueblo de Hatillo actualmente.

Miguel Rivera Soto, otro de los integrantes, me narra una triste y muy simpática anécdota que les aconteció en un juego de serie final por el campeonato de Puerto Rico. Los Boricuita de Hatillo representaban la Liga Atlética Policiaca y se jugaba en el Bo. Paris de Mayagüez. El oponente de nuestros Boricuita era un equipo del pueblo de Salinas. El arbitro para este juego era un oficial de la policía. Hatillo con su mejor lanzador en la loma, Carlos “Orejita” Muñiz y ya en la última entrada ganando, el arbitro le cantó 16 lanzamientos bola consecutivamente a nuestro lanzador. A consecuencia de esta mala acción de dicho arbitro los Boricuita perdieron ese juego y la oportunidad de quedarse como campeones de Puerto Rico.

Se formó una trifulca con el arbitro y los fanáticos, entre ellos el fogoso Juan C. “Tito” Rodríguez. Tuvo que intervenir el policía y apoderado del equipo Víctor Rivera Bello y en voz baja le dijo al arbitro: __ Si no fuera porque soy policía también te entraba a tiros. Este escándalo llegó hasta la oficina del superintendente de la policía, para aquel entonces, Luis Torres Massa.